Quién tiene derecho

En principio todos los descendientes de italianos tienen derecho a la ciudadanía dado que se transmite por descendencia, sin límites generacionales, pero existen algunas restricciones en los casos de las transmisiones por la línea materna.

Por línea paterna. Tiene derecho a la ciudadanía italiana las personas cuyos ascendientes directos de la parte italiana sean todos del sexo masculino.

Por línea materna. En los casos en que haya una mujer en la línea de transmisión, la ciudadanía sólo se podrá transmitir a los hijos/as que hayan nacido después del 01/01/1948.

Por matrimonio. Mujeres y hombres casados ​​con italianas/os hasta el día 27/04/1983 tienen derecho a la obtención de la ciudadanía de forma automática en los casos en que la ciudadanía de su esposa o de su marido sea reconocida. Las parejas del mismo sexo también tendrán el mismo derecho.

El primer paso que se debe dar para inicar el proceso es encontrar a tu ascendente italiano, que es la persona a la que llamamos dante causa, o sea, la que le da el derecho a la ciudadanía a sus descendientes.

No nos podemos olvidar que Italia surge como un país unificado en 1861. Así que, para ser considerado italiano, el antepasado necesita haber nacido en la Italia unificada.

También es muy importante saber el lugar de nacimiento del familiar originario italiano porque algunas regiones, que son actualmente italianas, en el pasado eran de dominio extranjero, como por ejemplo Trento que formaba parte del Imperio Austro-húngaro hasta el año 1919. De esta forma, sólo se consideran “italianas” las personas que salieron de esa región después del 16/07/1920.

Otro factor que se debe tener en cuenta es que muchos italianos que se han naturalizado renunciaron a la ciudadanía italiana, y esta desistencia implica que desafortunadamente no puedan transmitirla a sus descendientes.

Contacta con nosotros para saber si tienes derecho a la ciudadanía italiana.

Rodapé

Anúncios